Preguntas y Respuestas

​El Proyecto de Soterramiento de Cables Eléctricos y de Telecomunicaciones es liderado por Naturgy (en lo que respecta a infraestructura eléctrica), la Compañía para el Soterramiento de Cables (en lo que respecta a la infraestructura de telecomunicaciones) y la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP).
La Compañía para el Soterramiento de Cables se constituyó mediante la Ley 15 de 26 de abril de 2012, que en su Artículo 5. dice lo siguiente:

“Las empresas concesionarias de los servicios de telecomunicación básica local (101), nacional (102), internacional (103), de transporte de telecomunicaciones (200) y de la televisión pagada (904), con cableado e infraestructura soterrados, formarán una sociedad anónima, cuyo objetivo esencial será la constitución del fideicomiso de que trata el artículo 3, el cual será irrevocable, en una entidad bancaria nacional de reconocido prestigio y cuyo capital accionario será traspasado en su totalidad al fideicomiso, de forma nominativa.

La sociedad anónima, para todos los efectos legales, actúa como la entidad administradora de los proyectos de soterramiento del cableado e infraestructura de los servicios de telecomunicaciones y de televisión pagada.
La duración de dicho fideicomiso está sujeta al cumplimiento del plan de soterramiento del cableado e infraestructura de los servicios de telecomunicaciones y de televisión pagada.

La participación de las empresas concesionarias que forman parte de esta sociedad anónima es acorde y en proporción a la cantidad de cableado e infraestructura que se haya soterrado.

Una vez se cumpla este objetivo, los activos de dicha infraestructura, entiéndase las cámaras y vigaductos subterráneos producto del plan, pasarán a ser propiedad del Estado y estarán afectos a la prestación de los servicios públicos que establezca la Autoridad Nacional de los Servicios públicos, que determinará la metodología para fijar el canon a pagar por el uso de dicha infraestructura”.
  • Mejora en la calidad del servicio: Se disminuirán las incidencias que se registran en los servicios de electricidad y telecomunicaciones causados por distintos factores, como accidentes de tránsito y fenómenos naturales, puesto que todo el cableado estará instalados de manera subterránea bajo los más altos estándares de seguridad y calidad.
  • Incremento en la valorización de las propiedades: Con la modernización de área de Obarrio, las propiedades aumentarán su valor gracias al impacto que este proyecto representará para el área.
  • Mayor seguridad para los peatones y conductores: La eliminación del cableado actual brindará mayor seguridad para los transeúntes y conductores que utilizan esta área.
  • Iluminación pública de calidad: Se implementará un sistema de alumbrado público mucho más moderno y de alta eficiencia, con luminarias de última tecnología tanto para las calles, como para las aceras.
  • Una ciudad más moderna: Este proyecto permitirá que Obarrio sea un área más amigable tanto con las personas como con el ambiente, pues se eliminará la contaminación visual generada por el cableado existente.
El alcance del proyecto está definido por cuatro límites que abarcan el polígono del Área Bancaria delimitado por la avenida Nicanor de Obarrio (Calle 50), Vía España, Vía Brasil y la Avenida Federico Boyd.

Este polígono está conformado por dos Etapas:
• Obarrio - ​Etapa A​​ (De Calle 5​3​ hasta la Vía Brasil)
• Campo Alegre - ​Etapa B (De Avenida Federico Boyd hasta Calle 5​3​)

Igualmente también comprende dos fases:
• Fase 1 (Obra Civil)
• Fase 2 (Soterrado de Cables)
  • La fase de Obra Civil consiste en la construcción de las infraestructuras subterráneas (cámaras y vigaductos) por donde pasará el cableado que se soterrará y es la que actualmente está en ejecución.
  • La fase de Soterrado de Cables consiste en la instalación del cableado subterráneo y la eliminación de postes y cables existentes. Esta iniciará una vez finalice la fase de Obra Civil.
​Para los trabajos de obra civil en Obarrio, la empresa Constructora Hermanos Fernández Hidalgo, S.A. fue el contratista local elegido con la experiencia, capacidad técnica y financiera requerida para ejecutar el proyecto.
El Área Bancaria, incluyendo las zonas de Obarrio y Campo Alegre, ha sido el primer lugar en donde se ha ejecutado el proyecto. Esto debido a que por esta zona atraviesa un sinnúmero de cables tanto de telecomunicaciones como de electricidad entre los que están líneas importantes y de gran magnitud de estos servicios.

Debido a esto y con el fin de mejorar la calidad del servicio de telecomunicaciones, se inició con este proyecto, que resguardará todo el cableado en las cámaras y vigaductos. A la vez, brindará un aspecto más moderno y seguro tanto para el servicio como para las avenidas beneficiando directamente a los residentes y comercios del área.
Este proyecto en la actualidad no sólo se ejecuta en el Área Bancaria, también se ha trasladado a dos cabeceras de provincias en el interior del país. Los trabajos del Proyecto de Soterramiento de Cables Eléctricos y de Telecomunicaciones se están desarrollando en la Avenida Central de la ciudad de Santiago de Veraguas; y en Calle 4ª del distrito de David, provincia de Chiriquí, donde recientemente culminaron las obras civiles.

El plan de soterramiento está concebido para efectuarse a nivel nacional, siendo la Autoridad Nacional de Los Servicios Públicos (ASEP) la entidad encarga de aprobar las áreas que se benefician con este proyecto.

Es importante mencionar que existen otras áreas que se encuentran en proceso de evaluación ser impactados con este proyecto, tanto en la ciudad capital como en el interior de la República.
Este proyecto contempla una inversión aproximada de 50 millones de dólares.
El monto recaudado para la ejecución de este proyecto está debidamente resguardado en un fideicomiso que se creó en el Banco Nacional de Panamá, y cuyo fin es el de financiar exclusivamente la ejecución de la obra tanto a nivel de construcción de la infraestructura como para el soterrado de cables de los servicios de comunicaciones y televisión pagada.
Los trabajos de la fase de obra civil en Obarrio (Etapa A) finalizaron en marzo de 2019. La siguiente fase incluye el soterrado de cables, incluyendo la bajada, instalación de cables y eliminación de postes. CSC iniciará con este proceso luego de recibir la aprobación de las propuestas por parte de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP).

Para la zona de Campo Alegre (Etapa B), la empresa eléctrica estará liderando una licitación para iniciar los trabajos de la obra civil. Se estima que esta licitación se lleve a cabo en el segundo semestre de 2019.
Trabajamos muy de cerca con las autoridades y estamos en comunicación constante con los vecinos, ambas acciones se desarrollan con el objetivo de minimizar los posibles impactos en la zona. Además se brindan opciones para el libre acceso a los estacionamientos y entradas de las residencias y comercios del área. Esto a través de planchas de metal que facilitan el transito tanto de peatones como de conductores.
Con la finalidad de minimizar los efectos que este tipo de obras pudieran generar con su construcción, se ha procurado desarrollar los trabajos en aceras, gramas y servidumbre garantizando el libre tránsito en las áreas de rodadura de calles y paso de peatones. Además se gestiona el tráfico con planes vehiculares desarrollados y supervisados por agentes de la Policía de Tránsito y de la ATTT.

En las áreas de trabajo, también se hace uso apropiado de señalizaciones y vallas de seguridad, a la vez que se supervisan las obras para garantizar el cumplimiento de las especificaciones del proyecto y las normas municipales y ambientales.
En la fase de soterrado de cables, los operadores de telecomunicaciones coordinarán directamente con sus clientes en las residencias y comercios del área. Los trabajos de relocalización de cables serán ejecutados en horas acordadas con el objetivo minimizar interrupciones de servicio a los usuarios.
Estos trabajos demandan una coordinación con distintas entidades encargadas de generar los permisos y demás requerimientos para el inicio de trabajos en las diferentes calles que abarca el proyecto.

Cabe destacar que en esta área de Obarrio se ha estado trabajando por secciones, tanto en la construcción de las cámaras como los vigaductos, para de esta manera no intervenir todas las calles al mismo tiempo, logrando minimizar el impacto que pudiese generar la ejecución de la obra y garantizar el libre tránsito.
Esta fase combina el método tradicional de construcción, que demanda excavaciones en las áreas de trabajo, con un método moderno conocido como Perforación Horizontal Dirigida, el que permite reducir las excavaciones en la servidumbre pública, y agilizar en gran medida el desarrollo de la obra.